La gastronomía latinoamericana: una fusión de comida precolombina y comida española


Es importante notar que los lazos históricos entre América Latina y España resuenan a través de ambas regiones. Antes de la llegada de Cristóbal Colón, existieron tres culturas distintas en América Latina que tuvieron su propia y distinta gastronomía. Primero, los indígenas del Caribe, como los tainos, comían plantas y ingredientes como yuca, patatas, maíz y frutas tropicales como piñas y guayabas. En contraste con los otros grupos indígenas, los del Caribe no criaban animales ni tomaban bebidas alcohólicas. Los indígenas mesoamericanos seguían una dieta basada de verduras como maíz, frijoles y calabacín y tomaban una bebida alcohólica que se llamaba pulque. En particular, estos indígenas son reconocidos por su preparación de tortillas de maíz que formaban la base de la gastronomía mesoamericana. Al final, el otro grupo que existió durante esta época fue los indígenas de Sudamérica. Aunque ellos comían las plantas típicas como maíz y patatas, ellos son reconocidos por su crianza de llamas que también comían.

Es curioso que mientras esta gastronomía predominaba en América Latina, en la península ibérica seguia una gastronomía completamente diferente. En la península, la gente siguió la dieta mediterránea que consistia de trigo, aceite de oliva y vino. Además, su cocina usaba varias especies, como canela y clavo.

Por eso, el encuentro entre los dos mundos ha creado una difusión de gastronomías y una mezcla de culturas. La península ibérica (el mundo antiguo) aportó su ganado, como cerdos, ovejas y caballos, y cultivos como trigo (Pilcher 501). Además, los conquistadores llevaban a la península algunos de los cultivos que habían encontrado en el nuevo mundo, como maíz y patatas. Aunque hoy en día algunas de las regiones conservan su comida de la época precolombina, hay regiones como México que tienen platos que mezclan las dos gastronomías, como el mole poblano (Pilcher 501). Aunque la gastronomía española ha influido la gastronomía latinoamericana mucho, su influencia ha sido sustituida por otras regiones. Así, en el siglo XIX, la gastronomía inglesa y francesa era más importante debido al hecho que el estatus político de España se deterioró . Asimismo, la inmigración europea de los alemanes e italianos ha tenido una influencia importante sobre la gastronomía latinoamericana, en sitios como Argentina, Brasil y Chile (Pilcher 502).

Aunque la gastronomía latinoamericana ha tenido varias transformaciones, la influencia española sobre su gastronomía es una manera de distinguir los lazos históricos y culturales entre ambas regiones.


Bibliografía
Pilcher, Jeffrey. Iberica and the Ameritas: Culture, Politics, and History. Oxford: ABC Clio, 2006.